• Armamos talleres de juegos:
    • ¿A qué jugaban cuando eran chicos?. Nos enseñan y jugamos todos .
    • Los abuelos pueden hacer torneos de ajedrez, bochas, damas, etc.
    • ¿Abuelita, nos contás un cuento?
    • Un abuelo/a nos cuenta una historia y los demás la dramatizan.
    • Con ayuda de las abuelas podemos confeccionar los disfraces con papel, telas y material descartable.
    • Recorremos los alrededores del jardín con nuestros abuelos.
    • Armamos afiches y les enseñamos a los abuelitos alguna técnica divertida para confeccionarlo.
    • Si en la sala hay niños que tengan a sus abuelitos lejos, podemos escribirles y enviarles dibujitos de toda la sala.
    • Pueden traer fotos de sus abuelos, si es que ya murieron. Este es un tema difícil si el niño no etá preparado para enfrentar la muerte, en estos casos conviene antes hablar con los papás para saber que le han explicado en casa con respecto a la muerte, variará de acuerdo a las culturas y religiones de cada familia.
  • Preparamos obsequios para regalarles a nuestros abuelos.
    • Decorar una bolsita de tela para la lana y las agujas de la abuela
    • Decorar una cajita plastica y resistente para los anzuelos de la caña de pescar del abuelo.
    • Confeccionar un porta anteojos para que el abuelo/a guarden sus lentes por la noche.
    • Pintamos una madera a la que le colocamos ganchitos para que los abuelos puedan colgar sus llaves.
    • Construir con trozos de madera dibujada con marcadores indelebles y barnizadas un posa pava.
  • Ir a visitar un asilo de ancianos, llevar algo para compartir la merienda, dibujitos, algunas canciones y alguna obrita para representar.