Quedan pocos días para que los espíritus de los muertos vengan de visita al mundo de los vivos. ¿Ya tienes pensado cómo los vas a recibir? Ahí van unos sencillos consejos de decoración para que tu casa se convierta en el escenario perfecto para celebrar la noche de Halloween.

La noche más terrorífica del año está a punto de llegar. ¿Ya has decidido cómo vas a transformar tu dulce hogar en el lugar perfecto para celebrar Halloween? Con unos pocos retoques en la decoración se puede conseguir el ambiente ideal para la ocasión. Ahí van algunas ideas sencillas y prácticas:

  • Las calabazas son el icono estrella de la noche de Halloween. Juega con ellas y dales distintas aplicaciones, como en cestos con combinaciones de diferentes tamaños y colores, velas… La típica calabaza con la cara de Jack O’Lantern no puede faltar en una noche como esta.
  • Se puede complementar la decoración con algun centro de mesa a base de hojas secas y frutos propios de esta época del año, como castañas, granadas, membrillos, boniatos o frutos secos.
  • La iluminación de la casa debe ser tenue. Es fácil de conseguir apagando las luces de techo y creando el ambiente a partir de lámparas de pie o de sobremesa, y de velas. Prueba a poner un velo naranja translúcido sobre una lámpara de sobremesa, por ejemplo, el efecto te sorprenderá.
  • Los tonos más adecuados para el ambiente son los naranjas, ocres y negros. Para transformar el salón con una mínima inversión, se pueden comprar fundas para los almohadones o para el sofá, e incluso una mantelelería para la mesa.
  • Y finalmente, para cuidar hasta el mínimo detalle, en el menú de la cena no pueden faltar una suave y ligera crema de calabaza y unos postres dulces -como galletas, merengues o magdalenas- con formas de calabazas, murciélagos, fantasmas, monstruos…