Una regla bien sencilla “Para que un hombre se lleve bien con su mujer, solo necesita aprender cuatro letras del alfabeto”.

 A saber: “O, B, D, C”