Jovenes trabajando, eRumniaEUROPA PRESS

El 68% de los jóvenes españoles dice estar dispuesto a desplazarse a otro país europeo para trabajar, muy por encima del 53% de la media europea y sólo por detrás de Islandia (84%), Suecia (76%), Bulgaria (74%), Rumanía (73%) y Finlandia (71%), según los datos de un Eurobarómetro publicado hoy por la Comisión Europea. Bruselas subraya la “enorme disparidad” que existe entre este dato y la movilidad real de los trabajadores europeos, de los que menos del 3% vive fuera de su país de origen, y por ello apuesta por impulsar el desplazamiento de los jóvenes ya sea para ocupar un empleo o para mejorar su formación. Antes de salir al extranjero para ocupar un puesto de trabajo, el 14% de los jóvenes europeos ha pasado una temporada fuera de su país por razones educativas o de formación. Los españoles también adelantan a la media europea en este caso, ya que son el 19% de los jóvenes los que han salido por estudios. Respecto a las razones esgrimidas para no cursar un periodo académico o de formación en otro país, el 44% de los españoles y el 33% de europeos apuntan a la falta de medios económicos para costearse la estancia. No en vano, el 77% de los jóvenes españoles que han pasado un periodo en el extranjero dice que ha tenido que recurrir a sus ahorros o a fondos privados para financiarse. La comisaria de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, Androulla Vassiliou, ha celebrado la alta predisposición de los jóvenes europeos para salir al extranjero a trabajar, pero ha criticado que existen “demasiados obstáculos”. El desempleo y el lento crecimiento económico son los principales problemas que afronta la UE y una de las soluciones pasa por impulsar la movilidad de los estudiantes y de la mano de obra, en opinión de la comisaria. “Debemos ayudar a los jóvenes a estudiar, a formarse o a trabajar en el extranjero y darles a conocer todas las posibilidades de ayudas económicas que ofrecen programas europeos como la beca Erasmus”, ha declarado en un comunicado Vassiliou.