La mujer es el único “elemento matemático”

que cumple con las cuatro reglas básicas :

1. Suma gastos.
2. Resta alegrías.
3. multiplica los problemas.
4. Divide las opiniones.