Comenzó la música , y un borracho que estaba sentado vio a una señora de negro que estaba sentada enfrente de él.
Tambaleante se aproximó y le dijo:
– Hic!.
. . . Hola mi negra ¿me da el placer de este baile?
– No !
– Hic !. . . ¿Y por qué no?
– “La negra” contestó: Sencillamente NO por cuatro motivos:

Primero, porque usted está borracho.
Segundo , porque esto es un velatorio.
Tercero , porque el Ave María no se baila
Y cuarto , porque
” MI NEGRA ” será tu puta madre ,  YO SOY EL CURA ! ! !