El Gobierno rumano asegura que entiende muy bien la decisión del Ejecutivo español de reinstaurar el permiso de trabajo para que los ciudadanos de este país obtengan empleos por cuenta ajena en España. El ministro de Trabajo de Rumanía, Sebastián Lazaroi, espera ahora la decisión de Bruselas, que exige a España justificar su postura con “cifras. Pero mientras tanto, ha señalado Lazaroi, y ya que la medida está vigente desde el pasado 22 de julio, un grupo de trabajo vigilará la aplicación correcta de la norma. Los ciudadanos rumanos, además, tendrán un teléfono verde a su disposición para informarse.