Los niños y las niñas rumanos ayudan en casa con la limpieza de sus     habitaciones o recogiendo y ordenando. Después del colegio, y cuando tienen     tiempo libre, juegan al escondite, a la rayuela (cascayo en Asturias), que     ellos llaman sotron, a la gallina ciega, y otros juegos populares.     También juegan en los parques, al fútbol o van en bicicleta. Les gusta mucho  la televisión y los videojuegos.

About these ads